Buscar este blog

jueves, 17 de agosto de 2017

Niveles de imprecisión del sobrenaturalismo (Colaboración)



Nota Inicial:
La presente publicación fue escrita y elaborada por Walter Burriguini, colaborador de este Blog. Este artículo NO fue escrito por el habitual escritor y responsable de este sitio Noé Molina. 


______________


Niveles de imprecisión del sobrenaturalismo
(Colaboración)

Según el sobrenaturalismo, más allá del mundo material existe una dimensión extraordinaria habitada por seres y cosas cuya forma y cantidad varía dependiendo si le preguntamos a un sobrenaturalista brahmánico, budista, cristiano, musulmán y etc.. En lo que todos coinciden (a excepción del Budismo) es que aquella dimensión extraordinaria está habitada por lo menos por una entidad súper inteligente (y poderosa en distintos grados) a la que respectivamente denominan Brahma o Alláh o Yahvé o etc..
Y estas entidades no sólo difieren en el nombre sino también en el carácter y hasta en el modo de relacionarse con los humanos. No es lo mismo, por ejemplo, el extrovertido y vigoroso Yahvé (dispuesto a transformarse en hombre e incluso a engendrar con mujeres) que el pudoroso y recatado Alláh (reticente a adquirir forma visible alguna o dejarse siquiera representar gráficamente). Y no es lo mismo el Plan de Salvación de Alláh (centrado en la realización de buenas obras) que el Plan de Salvación de Brahma (centrado en la búsqueda y logro de cierto nivel de conocimiento) que el Plan de Salvación de Yavéh (centrado en la aceptación irreflexiva de una idea: que la muerte tortuosa de alguien sirvió para lavar las culpas de toda la humanidad).

Incluso si una de las múltiples variantes sobrenaturalistas fuera acertada y precisa (como cada una afirma de sí misma), la inmensa mayoría no lo es (como todas admiten de las demás menos de ella). Y si la inmensa mayoría yerra, razona el descreimiento, hasta que no podamos confirmar si una realmente acierta debe preferirse la conclusión que ninguna lo hace.

Ésta indefinición generalizada no es, de todos modos, lo que más desorienta y confunde del sobrenaturalismo a los que observamos desde fuera. Lo que más lo desorienta y confunde son las indefiniciones internas; las que afectan cada variante desde dentro. Tomemos por caso la variante cristiana del sobrenaturalismo: Yahvé, su Dios, por un lado es "omnisciente"; sabe y conoce absolutamente todo de antemano (Salmos 139: 3-4; 1 Juan 3:20). Por otro lado, desea y espera que las personas cambien para mejor. De ahí que nos invite a la santidad (Mateo 5:48) y envía a Jesús de Nazareth a la Tierra (Juan 3:16). Es decir, Yahvé tiene expectativas. Y su comportamiento en Números 14:11 y 2 Pedro 3:9, no deja lugar a dudas.

¿Pero acaso la "expectativa" no surge sólo ahí donde no se sabe qué es lo que va a pasar exactamente y, por eso mismo, no es la anulación directa de cualquier "omnisciencia"? Yahvé sabe y conoce hasta el hartazgo cada mínimo detalle de todo lo que pasó y va a pasar en la historia del Universo, ¿cómo puede estar esperando que algo cambie? ¿Se imagina a Ud. mismo, amigo lector, esperando que algo cambie en el argumento de una película o de un libro que conoce antes de empezar? En cualquier caso, "omnisciencia" y "expectativa" no pueden ser ciertas a la vez: una de las dos cosas tiene sí o sí que ceder. Y si ninguna cede, razona el descreimiento, debe preferirse la conclusión que ambas son inexactas desde el momento que se anulan mutuamente.

A lo largo de su historia, el sobrenaturalismo cristiano ha creado infinidad de estos dilemas intrincados. Pero también les ha imaginado soluciones ingeniosas que impresionan y convencen a miles de personas por dos razones básicas: sacan máximo provecho de ciertos rincones de la lógica y juegan brillantemente con las fronteras del lenguaje.

Sobre algunas de aquellas soluciones ingeniosas que el sobrenaturalismo cristiano imagina para los dilemas que él mismo se crea, y sobre las objeciones que el ateísmo contrapone a tales "soluciones", voy a hacer hincapié en mi próxima colaboración.


Fuente:
http://www.sitioandino.com.ar/n/236291/





Ver Articulo: Países con más Ateos

Ver Sección: Actualidad y Noticias



                                 ARTICULOS RELACIONADOS

.



"El temor de las cosas invisibles es la semilla natural de lo que cada uno llama para sí mismo religión"


Thomas Hobbes





lunes, 14 de agosto de 2017

Las miserias de la Doctrina Cristiana de la Salvación (Colaboración)




Nota Inicial:
La presente publicación fue escrita y elaborada por Walter Burriguini, colaborador de este Blog. Este artículo NO fue escrito por el habitual escritor y responsable de este sitio Noé Molina. 


______________


Las miserias de la Doctrina Cristiana 
de la Salvación
(Colaboración)


Por Walter Burriguini


En el universo católico, los pecados mortales son las faltas o transgresiones que ofenden profundamente a Dios (matar, robar, violar, masturbarse, faltar a Misa los domingos sin justificación, etc.). Y el propio Dios decreta dos condiciones para quienes quieren recibir su perdón por estas transgresiones, evitando así la pesada condena que merecerían (caer en el Infierno). En primer lugar, aceptar que hace dos mil años Jesús de Nazareth asumió y pago con su tortura y espantoso asesinato la culpa de todas las malas acciones de toda la humanidad. En segundo lugar, arrepentirse sinceramente.

Una cosa debe quedar clara de entrada sobre esta creencia: nada tiene que ver con asumir las propias responsabilidades o con la Justicia o (menos aún) con la cordura. Implica que ni el criminal más despiadado del mundo necesita afrontar consecuencias si da por cierto una conjetura muy cómoda y conveniente (que alguien ya las afrontó por él) y experimenta una sensación determinada (remordimiento).

Pongamos por caso a Joseph Mengele, el médico nazi que asesinó en medio de crueles tormentos a cientos de personas durante el Holocausto Judío. En el universo católico, bastaría que un minuto antes de morir este personaje abyecto se arrepintiera sinceramente y aceptase de corazón que la culpa de todas las maldades de la humanidad (incluidas las suyas) quedó saldada hace dos mil años gracias a la muerte de Jesús de Nazareth... ¡¡¡para que las puertas del Cielo se le abran de par en par!!!

Sinceramente, me cuesta imaginar un sistema más injusto e imprudente que este.

¿O qué opinaría Ud., amigo lector, de indultar y premiar con la libertad a los asesinos, ladrones y violadores de Argentina que se arrepintiesen sinceramente y aceptasen de corazón (por decir lo primero que se me viene a la cabeza) que la tortuosa muerte del prócer Manuel Belgrano asumió y pagó las culpas de todas las malas acciones de los argentinos? ¿Le parecería sensato o edificante? Estoy seguro que no, incluso si Ud. admira profundamente a Manuel Belgrano y es católico. ¿Por qué festeja entonces como la cumbre de la sabiduría y la bondad que premien en forma indiscriminada a cualquiera que se arrepiente sinceramente y acepta de corazón que la muerte tortuosa de Jesús de Nazareth asumió y pagó todas las culpas de toda la humanidad?


Y he aquí, a fin de cuentas, el legado más trágico y doloroso de las religiones: hacer que gente decente y perfectamente razonable admita doctrinas descabelladas y obscenas sin detenerse a reflexionar acerca de sus implicancias lógicas y morales más profundas.




Fuente:
http://www.mdzol.com/opinion/730850-garantismo-celestial-o-las-miserias-de-la-doctrina-de-la-salvacion/





Ver Articulo: Países con más Ateos

Ver Sección: Actualidad y Noticias



                                 ARTICULOS RELACIONADOS

.


“Abre la boca y cierra los ojos, y mira cuánto te enviará Zeus”

Aristófanes





lunes, 7 de agosto de 2017

Finees, Digno representante de Dios. (Las Atrocidades de Dios)




Amigo creyente lector... ¿Sabía usted que la condición de inmutabilidad de Dios es precisamente uno de los factores más contradictorios que posee el divino personaje?

El decir "Dios no cambia" o "Dios es el mismo por los siglos de los siglos"... se vuelve una evidente mentira cuando leemos alguno de los numerosos pasajes bíblicos donde Dios es un cruel y sanguinario asesino.

Inclusive hay versículos donde Dios alaba y premia los crímenes y asesinatos que cometen en su nombre.

Y para ejemplo... 

_________________



Números 25 (o como premia Dios a quienes cumplen su voluntad)


Num 25,1-2


1  Moraba Israel en Sitim; y el pueblo empezó a fornicar con las hijas de Moab,
2 las cuales invitaban al pueblo a los sacrificios de sus dioses; y el pueblo comió, y se inclinó a sus dioses.


Ehhh... Yo me pregunto algo: ¿Acaso las mujeres Israelitas son tan feas y poco atractivas que sus maridos siempre buscan amantes entre las tribus vecinas paganas?

¡Como les encanta montar los cuernos a estos... hijos de Dios!!!

Ya vimos en otra publicación como esto de “mojar la pluma en tintero ajeno” es casi una costumbre entre los elegidos de Dios:




Num 25,3

3 Así acudió el pueblo a Baal-peor; y el furor de Jehová se encendió contra Israel.


Y claro... por enésima vez Dios se enoja con los Israelitas.

Cuestión de costumbre.



Num 25,4-5

4 Y Jehová dijo a Moisés: Toma a todos los príncipes del pueblo, y ahórcalos ante Jehová delante del sol, y el ardor de la ira de Jehová se apartará de Israel.
5 Entonces Moisés dijo a los jueces de Israel: Matad cada uno a aquellos de los vuestros que se han juntado con Baal-peor.


¿Y cual es la tierna y comprensiva respuesta del Dios de amor para estos pecadillos?... ¡Mátenlos a todos!!!

Fácil: Ahorcar a los de alto rango (príncipes) y matar a los pueblerinos infieles.

Sabia y benévola decisión del amoroso Dios.



Num 25,6

6 Y he aquí un varón de los hijos de Israel vino y trajo una madianita a sus hermanos, a ojos de Moisés y de toda la congregación de los hijos de Israel, mientras lloraban ellos a la puerta del tabernáculo de reunión.


Aunque los versículos no lo aclaran... se supone que ante tanta matanza y sangre, el Israelita pecador y su mujer extranjera llegan a pedir perdón y piedad ante el alto rango religioso de Israel. Inclusive llegan llorando a las puertas del tabernáculo mostrando con ello un sincero pesar y arrepentimiento.



Num 25,7-8

7 Y lo vio Finees hijo de Eleazar, hijo del sacerdote Aarón, y se levantó de en medio de la congregación, y tomó una lanza en su mano;
8 y fue tras el varón de Israel a la tienda, y los alanceó a ambos, al varón de Israel, y a la mujer por su vientre. Y cesó la mortandad de los hijos de Israel.


Y aquí viene lo lindo:

Este tal Finees (hijo del futuro sumo sacerdote de Israel y nada más ni nada menos que nieto del gran Aarón)... se llenó de la ternura del Espíritu Santo e inspirado por la bondad de Dios... tomo una lanza y atravesó a ambos por el vientre (mientras éstos lloraban); lo que demuestra, no solo la fidelidad y el compromiso de Finees con Dios, sino su extraordinaria puntería.



Num 25,9

9 Y murieron de aquella mortandad veinticuatro mil.


Bah!, apenas murieron 24 mil personas.

Pero... ¿Qué pasó con Finees que lanceó a un par de personas que llegaron a pedir clemencia?



Num 25,10-11

10 Entonces Jehová habló a Moisés, diciendo:
11 Finees hijo de Eleazar, hijo del sacerdote Aarón, ha hecho apartar mi furor de los hijos de Israel, llevado de celo entre ellos; por lo cual yo no he consumido en mi celo a los hijos de Israel.


A ver, a ver: “Finees... ha hecho apartar mi furor de los hijos de Israel”

Según esto, Dios “necesitó” que Finees asesinase a esas dos personas para dejar de matar al pueblo Israelí.

¿Donde está el Dios todopoderoso que hace lo que desee cuando quiera?

Si a Finees no se le hubiese ocurrido probar sus dotes en lanzamiento de jabalina... Dios hubiese seguido matando y asesinando personas.

Ah, claro... Dios necesita ver más muerte y sangre para dejar de matar. 

Digno Dios del Cristianismo moderno.



Num 25,12-13

12 Por tanto diles: He aquí yo establezco mi pacto de paz con él;
13 y tendrá él, y su descendencia después de él, el pacto del sacerdocio perpetuo, por cuanto tuvo celo por su Dios e hizo expiación por los hijos de Israel.


Y por supuesto que vienen los premios y condecoraciones.

Por mostrar sus dotes de asesino al servicio de su majestad Dios... Al buen Finees y a sus hijos le otorgan el título de “sacerdocio perpetuo” y un pacto de Paz. Todo esto por ser celoso y hacer cumplir la voluntad de Dios.

¡Bien hecho Finees!!!



Num 25,14-15

14 Y el nombre del varón que fue muerto con la madianita era Zimri hijo de Salu, jefe de una familia de la tribu de Simeón.
15 Y el nombre de la mujer madianita muerta era Cozbi hija de Zur, príncipe de pueblos, padre de familia en Madián.


Aquí nos dan los nombres de los asesinados. Al parecer eran hijos de jefes de ambos pueblos. Parece que Finees le acertó a los que daban más puntos. ¡Muy bien!



Num 25,16-18

16 Y Jehová habló a Moisés, diciendo:
17 Hostigad a los madianitas, y heridlos,
18 por cuanto ellos os afligieron a vosotros con sus ardides con que os han engañado en lo tocante a Baal-peor, y en lo tocante a Cozbi hija del príncipe de Madián, su hermana, la cual fue muerta el día de la mortandad por causa de Baal-peor.


Y no puede terminar mejor esta aleccionadora historia con un mandato final de Dios: “Hostigad a los madianitas, y heridlos”

Nunca está de más un poco de violencia y muerte.


_______________



Veamos un resumen de lo que pasó aquí: 

- Los varones Israelitas (otra vez) se juntaron con mujeres de otras tribus.
- Dios, los asesina a todos
- Una pareja de pecadores se acercan llorando al tabernáculo (posiblemente a rogar que paren la matanza)
- Finees los mata a ambos sin mediar palabra
- Dios recompensa a Finees en sobremanera.

¿Qué podemos concluir?

Que... ¡A Dios le gusta que asesinen pecadores en su nombre!!!!

Ya lo sabe amigo Creyente lector que lee éstas líneas y que busca obedecer y cumplir la voluntad de Dios: Lleve siempre un buen y afilado cuchillo consigo; y si va caminando por la calle y observa algún pecador (desde alguien de una secta cristiana diferente a la suya o simplemente alguien que mire disimuladamente a una chica que no es su esposa)... simplemente córtele el cuello mientras grita: ¡Muere pecador! ¡Alabado sea Dios!

Y espere la recompensa de Jehova. Si va a la cárcel, no importa. El poder de Dios al ver su fidelidad y compromiso lo librará de las ataduras humanas y le dará su merecido premio.

Seguro.


____________________


Excusas Cristianas:


- ¡No, no! ¡No puedes andar matando personas! Dios lo permitía antes porque era otra época. Ahora Dios es bueno y condena el asesinato

- ... ¿Y acaso Dios no es inmutable? 

- Ehh... bueno... si. Dios es inmutable y no cambia. Pero tienes que entender que era otra época y la mentalidad de las personas era diferente.

- O sea... ¿Dios cambia de acuerdo a la mentalidad de las personas según la época?

- Si... eh, bueno no. Dios no puede cambiar. Entonceees... ehhh. Dios hace todo por amor al hombre... Y... Ah! Ya sé! Con la llegada de Jesús todo cambió! Sigue a Jesús y deja de hacer preguntas tontas. Hum!


Es muy, pero muy difícil para el Cristiano moderno explicar y ver una lección positiva de toda esta larga lista de asesinatos y muertes ocasionadas directa o indirectamente por Dios. Tiene que caer en falacias y extrañas interpretaciones para poder ver una pequeña sombra del Dios de amor en medio de tanta sangre y violencia.

Y sin embargo se justifican y se auto engañan:


Usted dirá que este es un remedio extremo. Y en verdad lo es. Y ¿sabe por qué? ¡Porque la enfermedad era fatal! Podía corromper y destruir a la gente física y espiritualmente, apartándola definitivamente de Dios y frustrando su misión en la humanidad y haciéndola merecedora del castigo eterno. Por eso Dios obró con misericordia para salvar a esa nación. 

Fuente:http://www.escuelabiblica.com/estudio-biblico.php?id=237



¿Qué haría Finees? No se trataba de una decisión fácil. Él era relativamente joven, mientras que aquel hombre era uno de los cabezas que dirigían al pueblo en la adoración (Núm. 25:14).

Pero Finees temía a Jehová, y no a los hombres. En cuanto vio a aquella pareja inmoral, fue detrás de ellos, entró en la tienda de campaña donde se metieron y los atravesó con la lanza que llevaba. ¿Qué opinó Jehová de lo que había hecho? Recompensó su valor y decisión haciendo un pacto que le garantizaba que él y sus descendientes se encargarían del “sacerdocio hasta tiempo indefinido”. Además, puso fin de inmediato al azote (Núm. 25:7-13).

Claro, hoy los superintendentes jamás recurren a la violencia. No obstante, imitan la actitud decidida e intrépida de Finehás. 

Fuente:https://wol.jw.org/es/wol/d/r4/lp-s/2011687


Son muy pocos los Cristianos que conocen esta historia (¿La conocía usted amigo Creyente lector?)... los líderes de las divisiones cristianas se cuidan de tenerlas bien guardadas. No les gusta asociar el que Dios premie y beneficie a los asesinos. Eso no vende.

Pero si algún cristiano curioso llega a descubrir este tipo de historias; las respuestas suelen ser las mismas: desde “Los caminos de Dios son misteriosos y un simple humano no lo puede entender” hasta “Solo confía en Dios y espera lo mejor. No vale la pena arriesgarse”



Pero en serio...

¿Cómo ver virtud y provecho en premiar a un asesino?

¿Cómo ver de forma positiva que gracias a un homicidio es cuando Dios deja de masacrar a un pueblo?

¿Cómo decir que Dios es amor cuando premia a quien mata cruelmente a otros?

¿Donde está el “ama a tu prójimo” “Ama al pecador”?

Sé que usted, lector Cristiano, que lee estas líneas intentará no pensar mucho en el asunto y “confiar en Dios”. 

Eso de pensar, analizar y comparar siempre ha sido un problema para mantener la fe.

Solo espero que encuentre entre sus pensamientos una pizca de moral y sensatez, y NUNCA tome como ejemplo de acciones como las que llevó a cabo Finees o el resto de los asesinos y sanguinarios seguidores de Dios que la Biblia insiste en mostrarlos como virtuosos.





Ver:



   
Ver:

Ver:



Ver Artículos sobre: 


Ver Artículos sobre: 


                          



ARTICULOS RELACIONADOS



“El miedo fue lo primero que dio en el mundo nacimiento a los dioses” 

Estacio